UN ÁRBOL DE NAVIDAD MUY DULCE

UN ÁRBOL DE NAVIDAD MUY DULCE

Imagina regalar una caja de galletas. Imagina que las galletas tienen forma de estrellas y están hechas por ti junto con tus peques. Ahora imagina que con ellas puedes construir un árbol de Navidad…. ¡Qué regalo más dulce! Y prepararlo es muuuy facil. Sólo necesitamos: 250 gr. de azúcar 200 gr. de mantequilla 2 huevos 500 gr de harina colorante alimentario verde si quereis que el árbol sea verde. cortadores de estrellas de diferentes medidas Empezamos mezclando bien el azúcar con la mantequilla; añadimos los huevos y seguimos mezclando. Volcamos la farina y amasamos con vigor. Ahora, si lo queremos, es el momento de poner el colorante  verde hasta obtener el color deseado, pero yo no pondría demasiado porque comer galletas muy muy verdes se nos podría hacer un poco raro 😉 Ahora dejamos descansar la masa en la nevera, para que se endulce y nos resulte más facil extenderla. Una vez extendida la masa la cortamos con las formas de estrellas y ponemos las galletas en el horno que hemos precalentado a 180°. Cuando hayan adquirido un poco de color las sacamos y las dejamos enfriar. Ahora sólo nos falta montar el árbol de Navidad: empezamos con la estrella más grande hasta la más pequeña. Podemos decorar con azúcar glass, como si fuera nieve, o con lacacitos de colores. ¡FELIZ NAVIDAD!   Foto de Cuidado...
Arbolitos de Navidad de chocolate

Arbolitos de Navidad de chocolate

Seguimos endulzando estos días de espera con unos arbolitos de Navidad de brownies de chocolate, buenísimos y muy fáciles de hacer. Para 10 arbolitos necesitamos: Mantequilla, 175 gr. Levadura para postres, una cucharadita Huevos, 2 medianos Cacao amargo en polvo, dos cucharas Avellanas, 60 gr. sin cáscara Azúcar, 200 gr. Chocolate negro, 200 gr. Sal, un pellizco Harina 00, 100 gr. Y para la decoración: Limón, unas gotas de zumo La clara de 1 huevo Azúcar glas, 150 gr. Colorantes para alimentos Lacacitos de colores Empezamos troceando el chocolate. Ponemos a deshacerse la mantequilla en baño María, a fuego lento. Juntamos el chocolate; cuando empiece a deshacerse, añadimos el cacao en polvo y mezclamos hasta formar una crema sin bultos. Apagamos el fuego y dejamos que se enfríe un poco. Mientras tanto batimos los huevos con el azúcar y los juntamos a poco a poco con la crema de chocolate que ya estará tibia.
En un cuenco tamizamos la harina y le juntamos la levadura y el pellizco de sal;  mezclamos para amalgamar bien y juntamos con la crema de chocolate, a poco a poco, sin formar bultos. A parte cortamos las avellanas y las añadimos. Vertimos el todo en una cazuela rectangular de 28×20 cm que previamente hemos cubierto con papel de hornear. Ponemos en el horno a 180° durante 20 minutos. Cuando esté hecha, la dejamos enfriar en la cazuela durante 10 minutos aproximadamente. Después cortamos la tarta longitudinalmente en dos partes y con un molde en forma de árbol o simplemente cortando triángulos, creamos nuestros 10 árboles navideños. Ahora falta decorarlos… ¡manos a la obra! Batimos la clara con el azúcar glas y...
¿Galetas o renos?

¿Galetas o renos?

Ya que estamos esperando la Navidad, ¿porqué no merendamos con galletas con cara de renos? Son muy fáciles de hacer. Para 20-30 galletas necesitamos: 150 gr. de harina 00 150 gr. de maizena 120 gr. de azúcar o, si preferimos, un par de cucharas de miel 120 gr. de mantequilla 3 yemas de huevos 1 cucharadita pequeña de levadura para postres un pellizco de sal jengibre en polvo canela limón 50 gr. de chocolate negro o, si preferimos, chocolate de algarroba caramelos smarties rojos Y ahora manos a la obra…   Cortamos la mantequilla en cubitos y dejamos que se ablande un poco. Preparamos la masa mantecada o pastafrola: en una cazuela ponemos las yemas y el azúcar y amalgamamos hasta obtener una crema homogénea. 
Añadimos los cubitos de mantequilla. En otra cazuela tamizamos la harina, la maizena y la levadura, juntamos con las especias y el pellisco de sal y a poco a poco unimos el todo a la crema, mezclando bien. Añadimos unas gotas de zumo de limón y seguimos mezclando hasta obtener una masa que dejaremos reposar una horita en la nevera. Al cabo de una hora estiramos la masa hasta llegar a un espesor de 4-5 mm y con un vaso cortamos para obtener así nuestras galletas redondas. Si queremos colgarlas como decoraciones, hacemos un pequeño agujero cerca del borde de cada galleta. Ponemos en el horno a 180° durante 10 minutos aproximativamente, hasta que se queden doradas. Dejamos que se resfríen y mientras tanto derretimos el chocolate en baño maría o preparamos la crema de algarroba. ¡Y ahora a decorar! Con un siringa de cocina dibujamos los cuernos y los ojos de los renos,...
Un “chocolate” alternativo, la algarroba.

Un “chocolate” alternativo, la algarroba.

Ya sabemos que durante las fiestas de Navidad iremos comiendo mucho y de todo, es inevitable. Pero por lo menos cuando cocinamos nosotros, podemos seguir cuidando nuestra salud y la de [email protected] [email protected] sin quitarle dulzura y gusto a esa época tan bonita. Una idea muy buena nos ha parecido la de sustituir el cacao con la harina de algarroba, fruto de una planta, la Ceratonia siliqua, típica del paisaje de la costa mediterranea. Ya en la época del antiguo Egipto se usaba para endulzar, ya que su harina contiene un 50-60% de azúcares naturales (fructosa, glucosa, maltosa i sacarosa); también tiene proteinas y sòlo un 2% de grasas, contra el 23% del cacao puro. Está totalmente libre de gluten y tiene vitaminas (D, provitamina A y algunas de grupo B) y minerales como el hierro, el calcio y el magnesio, pero al contrario del cacao no tiene ácido oxálico, que dificulta el absorbimiento de los minerales. Es por todo esto que a veces podemos sustituir el cacao con la harina de algarroba, lo único que tenemos que recordar es no hervirla para que no saque un gusto amargo. Por ejemplo, si queremos hacer una crema de chocolate de algarroba para nuestras galletas-reno, sólo tenemos que hervir un poco de bebida de arroz, sacarla del fuego y mezclarla con harina de algarroba hasta obtener la espesura que nos interesa. Es fácil, ¿quién se anima? Fotos de wikipedia.org  ...
¡Me voy a comer las estrellas!

¡Me voy a comer las estrellas!

¿Qué mejor que ir preparando nuestras decoraciones navideñas y al mismo tiempo endulzar estos días de espera? Aquí una receta muy sencilla para cocinar con nuestros peques y crear galletas con forma de estrellas, perfectas para decorar nuestro árbol de Navidad. Necesitamos: 2 moldes con formas de estrella de dos medidas diferentes 350 gr de harina la yema de 4 huevos 250 gr de mantequilla 150 gr de azúcar media baya de vanilla 8 gr de levadura en polvo la piel de un limón o una naranja azúcar moreno para decorar una clara de huevo para decorar ¡Y ahora a cocinar! Primero ponemos en un cuenco grande todos los ingredientes: la harina, las yemas, el azúcar, la mantequilla fría cortada en trocitos, las semillas de vanilla, la levadura y la piel rallada del limón o de la naranja, lo que más os guste. Lo mezclamos bien todo hasta obtener una única grande bola de masa que transferimos a la mesa o donde la podamos estirar. La manipulamos bien hasta que esté omogenea y lisa. Ponemos un poco de harina encima de la mesa o donde vamos a estirar la masa. Con el rodillo estiramos la masa hasta obtener una lámina de 3-4 mm de espesor. Con nuestros moldes cortamos las estrellas. Ponemos todas las estrellas  en una fuente para horno donde hemos puesto previamente papel de horno. Cepillamos con la clara de huevo y ponemos un poco de azúcar moreno. Ponemos en el horno a 180° durante 13-15 minutos. No tienen que coger color, sino sólo cocerse. Dejamos refriar y pasamos en el agujero de cada estrella un lazo para atarlas a nuestro árbol. Las galletas...

Castañas para comer - el castagnaccio

Hoy os proponemos una receta muy original, sana y  sencilla para preparar un postre a base de harina de castañas típico de la region Toscana de Italia. Para una tartera de 32 cm de diámetro, necesitamos: - Harina de castañas, 500 gr. - Agua: 550 ml. (dos vasos) - Piñones, 100 gr. - Sal, un pellizco - Pasas, 80 gr. - Agua para ablandar las pasas - Nueces sin cáscara, 100 gr. - Romero, una ramita - Aceite extra virgen de oliva, 30 gr. - Miel, una o dos cucharas soperas, según el gusto. Hay quien ni la pone.   1- Ponemos las pasas a ablandar en agua tibia durante 10 minutos, deshojamos el romero i cortamos las nueces. 2- Ponemos la harina tamizada en un cuenco y a poco a poco añadimos el agua mezclando con un batidor. Cuando el conjunto esté omogeneo, añadimos la miel, las nueces cortadas y los piñones enteros, pero guardamos algunos para la decoración final. 3- Escurrimos las pasas y las añadimos (guardando una parte para la decoración final). Añadimos la sal y mezclamos. 4- Untamos la tartera con aceite y vertemos el conjunto preparado. 5- Añadimos los frutos secos que habíamos guardado, las hojas de romero y el aceite extra virgen de oliva. 6- Cocemos en el horno estatico precalentado a 195° durante 35 minutos. Cuando en la superficie hayan aparecido grietas y los frutos secos estén bien doraditos, sacamos. BUON APPETITO! Foto de What’s Cooking in your...