Os proponemos unas mascaras para Halloween con hojas secas, un disfraz poético y una manualidad infantil fácil y muy entretenida.

Nos encontramos de vacaciones en una ciudad con las calles llenas de hojas caídas y nos hemos dejado tentar por sus colores tan bonitos con una luz muy otoñal, suave y bajita. No necesitamos muchas cosas para construir nuestras mascaras:

  • hojas de distintas formas y colores
  • pegamento blanco
  • una caja de cereales para recuperar el cartón
  • un hilo para atar detrás la mascara

mascaras con hoja

El primer paso es poner la cola blanca en el cartón, muy divertido ¡dibujamos con cola!

Después disponemos las hojas, combinando colores y medidas. Y esperamos que sequen.

Cortamos la máscara en función del dibujo de las hojas es decir haciendo el contorno de las hojas en la parte superior. En la parte inferior cortamos como si fueran unas gafas.

Plegamos nuestra mascara donde queremos poner el ojo, y cortamos. Primero uno y luego el otro. Fijamos una cinta, un hilo o un trozo de papel en las dos puntas para atar nuestra mascara.

Listo, somos unas extrañas criaturas del bosque.

Se puede también jugar con los colores de las hojas o con la forma que cortamos

disfraz de otoño casero

 

30/10/2013

Share This