Descubrir los sonidos, afinar el oído, adivinar sonidos, son juegos que les encantan a los niños/as tanto a los muy pequeños/as como a los que son un poquito más grandes.

Os recomendamos este juego sensorial divertido y con miles de variantes y formas para seguir jugando. Se trata de prestar atención al sonido de tres frascos y identificar cual es el frasco que suena diferente porque lleva a dentro una fruta, a en nuestro caso unas uvas. Necesitamos:

  • Tres frascos de vidrio iguales (o más según la complexidad que se quiera dar al juego)
  • una jarra de agua
  • un vaso de yogurt
  • unas uvas o otra fruta que pueda entrar en los frascos
  • un tenedor o cucharita para tocar los frascos
  • una banda de tela para vendar los ojos

Rellenamos los tres frascos con la misma cantidad de agua, para eso usamos de medidor un vaso de yogur.

Comprobamos que a tocarlos con el tenedor hacen los tres el mismo sonido. Ahora ponemos la fruta en uno de ellos, sin probar su sonido. Vendamos los ojos del primer jugador, este tocando con el tenedor cada vaso tiene que adivinar cuál es el frasco que tiene a dentro la fruta. Una vez haya adivinado pasa el turno al otro jugador.

aprender jugando juego sensorial

Poniendo la fruta en el frasco sube el nivel de agua y esto hace que el sonido sea más grave que los otros dos. Es por esto que será posible identificarlo.

aprender jugando sonidos

Es posible añadir complexidades al juego, poniendo 4 tarros en vez de 3 o poniendo cantidades diferentes de fruta, en un frasco una uva y en otro dos, el jugador deberá de identificar las diferencias entre los sonidos distintos.

 

Share This