La sugerencias de las libreras de libros 10 para el club didongo de las familias creativas:

No hay nada más desconcertante para una librera que el hecho de buscar un cuento que “interactúe con el niño”. Es imposible conectar un cuento como estamos acostumbrados a hacerlo cada día al enchufar el móvil, la cafetera, el ordenador, la televisión, el coche o una sencilla linterna. Más allá de los cuentos con sonidos o lucecitas de colores que nos dicen lo que es correcto y lo que no, hay un mundo por explorar que no tiene interruptores.

Para ver y jugar a contraluz sólo necesitas encender una linterna. Click! Y ya.

Para sentir y leer a contraluz sólo necesitas encender la imaginación. Puede parecer complicado, pero una vez que lo intentas es algo que nunca olvidas. Click! Y ya.

Sin duda, los juegos de luces y sombras del kit A contraluz que nos proponían nuestras compañeras de didongo eran todo un reto. Cuentos con los que jugar con la luz, encender y apagar como un juego, transparencias, proyecciones de sombras que no son lo que parecen… hemos tardado algo más de lo previsto en seleccionar los cuatro mejores títulos posibles para ti, que eres didonguero y que, por tanto, eres especial.

De los cuatro cuentos que te permitirán jugar en casa con la luz, queremos destacar uno de los más mágicos e increíbles que hemos visto nunca. Ver la luz, de editorial Kókinos no es un cuento, ni tampoco una mesa de luz… este cuento funciona como una puerta.

Al abrirla caminas con los ojos y miras con los dedos. Delante tienes un camino despleglable de blancos y negros, de siluetas que presumen ser flores y objetos más o menos cotidianos. Caminas entre sombras, con la luz apagada. De pronto piensas que detrás de las sombras puede haber color si “enciendes la luz”, y en efecto, con un simple juego de dedos lograrás darle color a un cuento sombrío.

Será como encender la luz del pasillo pero esta vez utilizarás la imaginación. Cada páginas tiene una forma de encender la luz y ver el color, tú y tus pequelectores tendréis que averiguar la forma de hacerlo.

Interior ver la luz

Aunque lleva un pequeño texto debajo de cada escena, la imagen es la protagonista y la que te va a hacer soñar con los ojos abiertos. Un cuento que recomendamos para peques a partir de 3-4 años. Para leer y sentir despacito, sin prisa.

ver-la-luz 

 

 

 

 

 

Ver la luz,

de Emma Giuliani, Ed. Kókinos.

+3 años. PVP.- 12,50€

Compra el libro aquí

 

 

 

Busca este título siempre que necesites:

Aprender los colores. Cada color es una grata sorpresa detrás del negro, aprender los colores con este cuento es más que recomendable. Utilízalo siempre que quieras como un cuento práctico. Nombra los colores y juega a adivinar cuál será el siguiente.

Sentir emociones. Lo que se supone que está apagado, se enciende. Es imposible ver este cuento sin esbozar una sonrisa, sentir curiosidad, tristeza o ilusión. Páginas en las que sobran las palabras. Confía en nosotras, no necesitarás hablar.

¡Feliz lectura!

Share This