Al hacer un disfraz casero siempre intento que sea algo sencillo, cómodo para jugar y que se pueda usar en más de una ocasión y este disfraz de caballero cumple perfectamente todos estos requisitos.

Mi hijo es una apasionado del mundo de los caballeros y de los dragones así que ya era el momento de tener un disfraz de caballero.

Necesitamos:

  • tela de fieltro 160×90 aprox. dependiendo de la altura de cada niño
  • tijeras
  • rotulador

tutorial disfraz de caballero paso a paso

Es un disfraz fácil y rápido que puede hacerse en cualquier momento. Cómo se ve desde la foto he doblado la tela por la mitad, así que he trabajado todo el tiempo con un rectángulo de 80×90.

La primera cosa por hacer es la entrada de la cabeza. He doblado por la mitad esta vez izquierda a derecha y en el medio he practicado un corte vertical de 10 cm. He vuelto a poner la tela en rectángulo y guiándome por el corte que he hecho he ampliado la abertura.

Después he cortado la base con forma de almena, recordando las murallas de los castillos medievales. Ya bastante satisfecha le he probado el traje a mi hijo y resulta que era demasiado amplio así que he cortado los laterales. Me ha ido fenomenal porque he usado las tiras que me han sobrado como cinturón para fijar el traje y como no… para guardar la espada 😉

Por último nos quedaba el dibujo central, hemos buscado en unos libros de caballeros que tenemos un dibujo central que nos gustara, obviamente mi hijo ha elegido el más complejo y dificil pero tenemos en casa un papá que sabe dibujar muy bien y allí podéis ver el resultado. No hemos usado pinturas especiales de tela si no solo un rotulador repasado con tempera sólida dorada que teníamos en casa del kit didongo Chiribí Chiribá. Es que con didongo siempre nos quedan en casa un montón de recursos que al momento oportuno vamos usando.

Ahora sólo nos quedaba preparar la espada y el escudo, mañana os cuento cómo nos ha ido 😉

 

Share This