un disfraz muy divertido para completar el ambiente de los piratas. Porque si el pirata tiene un gancho en lugar de una mano necesitamos tener un cocodrilo. Así que inventamos un disfraz de cocodrilo que pueda abrir la boca bien grande.

Hemos preparado una boca grande de cocodrilo. y para hacerlo hemos usado una caja vacía, y aparentemente inútil, de juguetes, es perfecta porque las dos caras nos permiten hacer la parte de arriba y de abajo de la boca. En la caja dibujamos un trapecio con rebordes para plegar, como en la foto. Los rebordes deben ser grandes porque serán los enormes dientes de nuestro cocodrilo.

Hacemos la parte de abajo igual solo que dejamos unas asas para poder juntar con unos encuadernadores de cada lado de la boca y que se mueva la mandíbula.

Recortamos dos narices grandes.

Cubrimos el conjunto con papel verde, una mezcla de verde claro y oscuro. Recortamos unos triángulos blancos para hacer los dientes y los pegamos en los rebordes. Pasamos una tira de tela para atar el cocodrilo a nuestra cabeza y para estar más cómodos podemos pegar goma Eva donde toca la cabeza.

disfraz casero cocodrilo con caja de cartón

 

Tenemos el pegamento especial para gomma eva en la caja “El juego de las emociones”, es una ocasión perfecta para usarla!

Al principio había pensado de fijar la boca de cocodrilo una nariz alargada a nuestra cabeza pero al final mi hijo pone toda su cabeza a dentro y abre la boca del cocodrilo para poder ver. Queda muy chulo y se divierte muchísimo!

disfraz con caja de cartón
disfraz casero de cocodrilo03/02/2014

 

Share This