Didonguear es una palabra que nos hemos inventado. No, no está admitida por la Real Academia Española, pero para nosotras es una palabra fundamental. Con ella entendemos un tiempo de juego exclusivo con nuestros hijos e hijas. Un  momento mágico en el que construimos cosas juntos, hacemos manualidades de las que no son solo bonitas de ver si no que son bonitas de vivir, para compartirlas juntos, para que ellos puedan dar espacio a su creatividad, y nosotras también, acompañándoles. Momentos de esos que quedan marcados por la complicidad y el vínculo que se establece entre nosotros.

Pasar tiempo con nuestros hijos e hijas es fundamental en su infancia, necesitan y buscan nuestra presencia, pero con P grande, sin móvil al lado, ni horno encendido, estar sólo para ellos.

Hacer manualidades, construir, dibujar, pintar experimentar técnicas nuevas juntos, en una palabra didonguear representa unas ocasiones ideal para compartir en familia y generar y nutrir  el vínculo con nuestros hijos e hijas y que nos acompañara desde ahora en la infancia hasta el resto de nuestras vidas.

La posibilidad de crear con las propias manos, objetos, juguetes, dibujos, pintar y modelar, son todas actividades que no solo estimulan su creatividad si no que también su autoestima y  ofrecen a los niños la oportunidad de dejar espacio a su imaginación y plasmarla en un objeto sea eso un juguete, un juego, un dibujo, una pintura o cualquier otra cosa.

Pues todo esto es didonguear y para invitar todas las familia a didonguear existe esta web con su blog donde se pueden encontrar ideas y propuestas para didonguear.

Y no solo, para nosotras es fundamental didonguear y justamente pensando en la importancia de didonguear hemos creado los kits didongo, con temáticas diferentes, los kits didongo contienen todos los materiales preparados para didonguear, para que tu solo tengas que sentarte con tu peque sin preparación previa, solo abre la caja y disfruta este momento único para didonguear.

Los kits didongo se pueden comprar de uno en uno o por packs de suscripción  de 3 o 6 meses. Puedes elegir los kits que consideras más adecuados a tu hijo o dejar que sea una sorpresa.

Empieza a didonguear, es suficiente con probar un día a la semana, nosotras cada semana te enviamos ideas, y si no tienes tiempo para preparar los materiales suscribe o compra un kit didongo. Tu prueba a didonguear y te darás cuenta de los beneficios, la armonía familiar y la explosión de creatividad que conllevará didonguear.

 

Share This