Germinar lentejas es una actividad muy divertida para hacer con niños y niñas. Es muy interesante para ellos descubrir como solo con agua y sol una lenteja puede germinar y hacer una plantita. El expertimento se vuelve todavía más divertido si estas plantitas se vuelven los pelos de unos simpáticos personajes, en este caso hechos con cáscaras de huevos.

Para hacerlos se necesitan:

huevos

10/15 lentejas por cada huevo

Papel igienico o de cocina

rotuladores indelebles

Lo primero que hay que hacer es dibujar unas caras simpáticas en los huevos con rotuladores indelebles. Sólo después se vacían.  Porque es fácil dibujar en el huevo lleno. Con los huevos vacíos la cáscara es demasiado frágil para dibujar con la intensidad de un niño.

Entonces terminado el dibujo con atención rompemos la punta de arriba de los huevos, y vaciamos el contenido y lavams bien las cáscaras.

Ponemos entonces unos trocitos  de papel higiénico grandes cómo confetis e introducimos unas 10/15 lentejas en cada huevo. Añadimos agua un poco de agua para que cubra totalmente el papel, y dejamos los huevos en un lugar donde haya aire y luz, cada dos días hay que poner un poquito de agua.

Acabo de 6/7 días empezarán a salir las plantitas y nuestros huevos parecerán unos simpáticos personajes con greñas.

Share This