Pintar pintar pintar, a los niños y las niñas les encanta pintar. Siempre que les propongas pinceles y colores es un éxito!

Pero es cierto que a veces nos cuesta hacer la propuesta de pintar… “y ahora la que vamos a liar si nos vamos a poner a pintar”… Mejor dejarlo para otro momento. Estoy segura que más de una vez te ha pasado de pensar así. A mi te puedo asegurar que sí que me ha pasado, pero pintar es una experiencia demasiado importante y bonita para dejarla a un lado. Entonces he empezado a pensar y buscar soluciones para que pintar con niños sea una experiencia y un momento divertido para los peques pero que no suponga un trabajo extra para mi.

Y hoy quiero compartir contigo las soluciones que yo he encontrado, y apuesto a que las encontrarás interesantes y fáciles de implementar.

Primero de todo proteger la mesa donde vamos a pintar. Para mí la solución mejor es un mantel de plástico, lo venden por metros en las ferreterías y suele ser muy económico. Se puede limpiar fácilmente con un paño húmedo, si está muy sucio yo lo que hago es ponerlo en la lavadora con el programa más corto de 12 minutos sin centrifuga y con agua fría. Y si no tengo tiempo de limpiarlo es el mantel de las manualidades así que no importa que esté un poquito sucio de pintura, total para esto sirve;-)

Otro gran recurso son las bandejas de plástico. Son muy útiles cuando pintamos de alguna forma más experimental como por ejemplo la actividad de pintar con peonzas. También son muy útiles cuando hacemos alguna otra manualidad como por ejemplo si jugamos a moldear arcilla.

Una herramienta que me parece muy útil a la hora de pintar sin ensuciar es la paleta de pintor, porque siempre hay que poner las pinturas en algún lugar y la paleta es ideal por su estabilidad y por la posibilidad de mezclar fácilmente colores.

Si tienes peques muy peques hay otra herramienta mejor que la paleta, es el vaso de pintura. Con este vaso aunque se vuelque al pintar la pintura no se derrama porque tiene una tapa hermética con un agujero para entrar el pincel. También tiene una tapa hermética para tapar el vaso por si ha sobrado pintura. ¡Una herramienta muy simple pero genial!

Y ahora bien por último ¿cómo protegemos nuestras criaturas?   Pues una forma muy sencilla es usar una bolsa de plástico, donde cortaremos tres agujeros, uno para la cabeza en la la base de la bolsa y dos para los lateras para los brazos. Estas bolsas las hemos incluido en el kit didongo fiestas de letras y figuras porque es un kit donde la pintura hace de protagonista y proteger la ropa se vuelve necesario.

Hasta aquí los tips para pintar con niños sin hacer un desastre en casa. Algunas de estas propuestas las podéis encontrar en nuestra tienda, porque son materiales imprescindibles para didonguear y que todas las familias creativas deberían tener en casa.

Share This