A los niños y las niñas les encanta jugar en la cocina, cocinar, ayudarnos, y si se pueden usar las manos y probar lo que estamos preparando mejor todavía.

Esta receta de galletas sin gluten y sin huevos es ideal para hacer con niños porque son muy sencillas de hacer, ni si quiera necesitan cocción y se puede ir probando en cualquier momento del proceso porque los ingredientes se pueden comer crudos. Porque a mi no hay receta que mi hijo no me diga “¿mama puedo probar ahora?” .

Esta receta nos permite preparar una merienda saludable para niños y lleva un ingrediente especial que es la miel. Ahora que estamos en primavera y la naturaleza vuelve a despertar las abejas están trabajando a pleno ritmo buscando el nectar de las flores para producir la miel y esta galletas representan la escusa perfecta para hablar de las abejas con tus pequeños, y es que hay tantas cosas para contar sobre las abejas. El kit didongo De flor en flor además de materiales para construir unas abejas y su colmena, también lleva un folleto ilustrado con información interesante sobre las abejas y la receta de estos bon bones deliciosos.

Pero no se hable más, vamos a por ellos. Para hacer estas galletas necesitamos:

1 taza de nueces molidas

½ de taza de coco rallado

¼  de taza de coco rallado para decorar

¼  de taza de miel

una pizca de sal

un recipiente para hacer la mezcla

un contenedor de plástico


Primero ponemos los ingredientes en el recipiente: una taza de nueces molidas, media taza de coco rallado, un cuarto de taza de miel y la sal. Mezclamos bien con una cuchara o con las manos…será más divertido y el resultado saldrá mejor.

Después formamos las bolitas y las pasamos por el coco rallado que hemos dejado para decorar.

Colocamos todas las bolitas en un contenedor de plástico y las ponemos en el congelador. Hay que esperar un par de horas para comer los bon bones helados, pero también si tenéis ganas de probarlos ya también se pueden comer sin pasar por el congelador.

¡Que disfrutéis de la merienda!

 

Share This